Para acabar la visita vamos a culminar con el Icono de Siles, que es su torreón circular denominado como “El Cubo” de orígenes en sus basamentos de época musulmana pero que albergó las estancias y dependencias del poder de los caballeros cristianos.

Está formado principalmente por dos plantas y una azotea, la planta baja a su vez podemos decir que albergó dos estancias, una de almacén y la otra de dependencias del Señor Comendador que se albergó en la planta primera o principal que posee una bóveda nervada. Saeteras se encuentran en la misma lo que nos indica su funcionalidad defensiva.

Desde la azotea podemos contemplar el paisaje que se extiende a lo lejos el municipio vecino de Torres de Albanchez, de fundación cristiana. También vemos La Loma del Portillejo, lugar de asentamiento de la kura musulmana, los restos de murallas que cercaban la villa primitiva de Siles y ante todo de cara a intramuros, las áreas por estudiar e investigar como son “La Casa de los Pechos”, “Casa de Encomienda”, La Casa de la “Tercia” y en su conjunto el espacio de poder ideológico, monetal y potencial de la Villa de Siles en la época moderna.

Un lugar que nos invita a reflexionar a quienes estudiamos el pasado, con vista a escribirlo en un presente y dejarlo de legado a quienes vendrán en un futuro no muy lejano.

Si te gusta la ruta, por favor toma un segundo
para compartirla y así ofrecer la posibilidad a otros usuarios a disfrutar de ella.

Deja un comentario